Enrique y Susana llegaron al valle para hacer realidad un sueño
La magia del valle




Llegaron a Traslasierra con el sueño de poder vivir de la tierra con la paz que ella ofrece para quienes la cultivan sin avaricia.

magia_del_valle_villa_de_las_rosasEnrique Rizzi y Susana Marín llegaron llenos de ilusiones. Ella, con un título de médica que el permitió ejercer casi de inmediato. El, aún con materias por rendir para recibirse de biólogo, lo que sucedió una vez ya establecidos en el valle.

Accedieron a un terreno próximo al arroyo de Las Caleras, en Villa de Las Rosas, con la convicción de que ese solar se convirtiese en su hogar y en la fuente de sustento.

Y así, de a poco, con los conocimientos de biología de Enrique y las ganas de verdes de Susana, se dieron a la aventura de aprender el camino de los que antes lo habían transitado.

Se decidieron por la producción de frambuesas, todo un desafío teniendo en cuenta que es un fruto de clima más frío que el nuestro.

Veinticinco años después de su llegada al valle, muestran orgullosos sus logros. Y labrando con dedicación aquel sueño, hoy viven de su emprendimiento productivo de pequeña escala, lo que les permite subsistir y gozar de una vida alejada del estrés ciudadano. Además, mantienen un creciente vivero de cactus con innumerables y exóticas especies.

En el siguiente registro, Enrique nos cuenta cómo la historia de sus vidas terminó en la Magia del Valle, mientras Susana inundaba el aire con un tentador aroma a dulce de naranjas.