FM Triac cumple sus primeros 30 años de vida. (Andá peinándote pa la foto)
La radio del fin del Valle




Hace tiempo publicamos una foto de Los Hornillos en donde puede verse la localidad casi colgada en el falda de las sierras. Casi de inmediato recibimos un mensaje de la FM TRIAC, y sonaba a reproche por haberla ninguneado… Así que tomamos el guante y aceptamos nuestro descuido y fuimos a salvar ese error. Y aquí estamos contando la historia de  ” La radio su fundador, su mamá y el patrullero” (lindo título para una película de Peter Greenaway).

Surgida casi como un experimento adolescente en  Hurlingham (Buenos Aires), a comienzos de la dictadura , la Triac (que no era la Triac) comenzaba con sus primeras molestas interferencias a la tranquila vecindad.

La radio constaba de un transmisor AM de escaza potencia, fabricado de modo muy precario (casero se decía por entonces) aunque lograba emitir una señal cuya cobertura alcanzaba la increíble superficie de 4 cuadras a la redonda.  El joven fabricante: Mario Ferraresse, conocido como “El Mario” un aficionado a la electrónica, que pasaba horas mirando un componente electrónico de tres patitas denominado triac, y cuyo ego llevo a nombra a la incipiente emisora como “Radio Ferra“.

Era el comienzo de la leyenda.

El incidente que casi nos cuesta la existencia de La Triac

P1210804Mario Ferrarese vive en Los Hornillos en una lugar en donde, por un lado, el macizo de las Sierra Grandes te amenaza con tirarse encima tuyo si no te portás bien, y si querés escapar por la retaguardia el paisaje te succiona y te arroja a las templadas aguas el Dique La Viña.
En una conversación seria con Mario (ponele), nos cuenta él mismo el origen la Triac y de cómo sus rebeldías (léase juveniles imprudencias) lo convirtieron en una suerte de JONAS Siglo XX que fue tragado y regurgitado por un monstruo de aquellos que destruían ideas y vidas. Nos relata además de cómo ese hecho, casi providencial, y en una constatación certera del efecto mariposa, permitió que hoy podamos satisfacer las necesidades de llenar nuestras cabezas de Rock, Blues y “esa música vencida” como gusta decir a nuestro entrevistado.

La radio indudablemente, tiene rasgos propios que la definen como una radio única.

-Cuando llueve o hay tormenta, la emisora se apaga porque ya aconteció que se quemó el transmisor con un rayo y gracias a la solidaridad de los oyentes que contribuyeron, la emisora pudo ganar nuevamente el aire. A veces, si no se corta la luz, sigue saliendo al mundo por internet ( Escuchar la Triac)

-El contestador (que se llama La Oreja) está conectado directamente al aire de modo tal que los oyentes no tienen filtros a la hora se solicitar un tema, pedir un servicio o putear al dueño porque demora el tema que piden. Además los anunciantes pueden corregir ellos mismos los errores de las publicidades que graba Mario.

-La mascota de la emisora es un dinosaurio y con la gráfica de la radio basados en excepcionales piezas de Photoshop ha logrado que muchos niños y varios mayores medios payucas den por cierto la existencia el extinto bicho entre los montes del valle.

Para los 30 años, la Triac se va a regalar a si misma, nada más ni nada menos que una canal de televisión.

Si, si… Tal como lo leés… se viene la Triac TV en el valle de Traslasierra !

Como buen setentoso es devoto de Marshal McLuhan y aunque no se los preguntamos casi seguro que también de  Ariel Dorfman  y Armand Mattelarty, autores de “Cómo leer al Pato Donlad“. Pero volviendo a la Aldea Global esbozada por McLuhan, La Triac termina siendo la experiencia más cercana a aquella sentencia del teórico de la comunicación: “el medio es el mensaje” puesto que es un un medio sin intermediarios, incluso un medio de comunicación entre dos oyentes pero del cual participan todos los oyentes. De eso da cuenta la memoria cuando se recuerda las campañas contra la fumigación de la zona con Malathion. La emisora, el medio por el que cual se organizaban los grupos de pobladores que se enfrentaban a los fumigadores. El resultado: ganaron. Porque “el pueblo unido jamas será vencido

Para mantener el emprendimiento se financia mediante la venta de espacios publicitarios. y es cuando sale a convencer auspiciantes que la Triac cobra vida propia.

Le propusimos un nuevo paradigma del “existoso/sa” pero llegamos tarde pues ya se lo habían propuesto, aunque nosotros le dimos el golpe de gracia para que compre el concepto y suba aún más su autoestima.

Entonces el ser exitoso se define porque es una persona que hace lo le gusta en un lugar que le gusta y sin obligación. Ta bueno.

Esta es la Tric, si sos del valle, sabés de qué y quién estamos hablando. Si no, no dudes en sintonizarla cuando andes por Traslasierra.

Nosotros cerramos esta nota al mejor estilo La Oreja de la Triac:
“Che Mario…! Viste que a ningún sordo le has tocado pito…? Ah?… Dale, poneté algo de algo de Vox Dei, no te hagás rogar la p… q… te re p…!