La misiva está dirigida al gobernador y legisladores de la provincia de Córdoba
Carta de un campesino




La Cortadera, 20 de diciembre de 2016

Al Gobernador de Córdoba y a los Legisladores cordobeses:

Vengo de descendencia hachera. Mi bisabuelo nacido en 1870, mi abuelo en 1903, mi padre en 1935 y yo en 1962. Mi hijo mayor en 1987 y otro en 1992. Desde 1870 hasta la fecha, venimos haciendo Lamas de campo como: cortar leña, quemar carbón, cortar madera para parral., para alambrar, leña picada para salamandra y bolsitas. Seguimos haciendo el mismo laburo con: cabras, chanchos, vacas, ovejas, pavos, patos, gallinas, perros para caza. Y nunca se acabó el monte donde vivimos. Porque hacemos un manejo ancestral. Por ejemplo: en verano no cortamos el monte verde porque la savia esta arriba. Después de las primeras heladas que suelen ser en abril, mayo, empezamos con el trabajo un el monte verde. A veces suele pasar que caen una o dos heladas y vuelve a calentar, entonces dejamos de trabajarlo hasta que haga frío y baje la savia. Cuando la savia es alta, la madera no sirve para alambrados y parrales. Y si cortás el algarrobo con la savia ata, a veces, no vuelve. El monte que se coma son arboles maduros, enfermos o secos. Antes de cortar el algarrobo grande se limpia el lugar donde va a caer osea se deschurca. Cuando lo terminás de picar queda el montículo de ramas en el lugar limpio. Luego Ias cabras, vacas y caballos aprovechan las hojas y Ias liguillas. Con el tiempo esa rama se degrada y sirve para la contención del agua de lluvia, que no deja que el agua coma. Y le estaría dando fertilidad a la tierra. Las tareas con la leña las hacemos de lunes a sábado hasta el mediodía. Con los animales trabajamos los 365 días del año. Y “con todo esto” para los gobiernos “no somos productores”, nos dices holgazanes, por salir en defensa de nuestro bosque, por salir a la calle, por mostramos, por decir basta de tanto pisoteo y ninguneo, que nosotros somos los que destruimos el monte y la fauna. Estos improperios contra nosotros los dices esos señores que viven en countries o barrios privados, que tienen un motón de empleados que les trabajan y les engrosan sus fortunas, que no saben de frío o de calor, ni de hambre ni otras necesidades. Que no pones el lomo ni para dormir. Que en la puerta de su casa los espera una 4 x 4 y un chofer para ir a decidir los caminos que debe transitar nuestra Argentina. A ese lo llaman PRODUCTOR, los mismos que mandan a investigar a las campesinas y campesinos, agricultores familiares. Para mi la investigación es una foto. Se gastan fortunas para investigar y nunca tienen en cuenta nuestra palabra que somos los verdaderos defensores del monte. Los mismos que mandan sus chatas con carros a recolectar nuestros terneros, juntando en un punto medio. Luego llega una jaula y los llevan a un campo patentado con guías pagas, con caravanas, con las vacunas. Y nos pagan dos mangos por ternero y los venden a 20 mangos. Y ese es el productor. Y los campesinos que pasaron dos años cuidándolos y alimentándolos, porque vendemos un buen ternero nos llaman HOLGAZANES. Nos pasa lo mismo con cabritos, dulces, quesos, arropes, miel, etc. A nosotros se nos mueren vacas, cabras, chanchos y no recibimos nada del gobierno. Y a los señores que les cayó una piedrita de más sobre su cosecha, el gobierno les declara Emergencia Agropecuaria y reciben un abultado subsidio. Por eso estamos como estamos. Por eso vamos a seguir siendo pobres, pobres de dinero y ricos en dignidad. Mientras haiga un gobierno oligarca, que sólo piensan en ellos y el resto no existimos. Cuando se acuerdan nos tiran una migaja y salen a publicitar por los medios GOBERNAMOS PARA TODOS LOS CORDOBESES. Me pregunto y les pregunto, las campesinas y los campesinos de que planeta somos? Todo esto sin nombrar el trabajo invisibilizado de las mujeres.

Alberto Salas